El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, destacó hoy que su país registró el viernes su segundo día sin homicidios en lo que va del año, como consecuencia de la "tregua" entre pandillas iniciada en marzo pasado.

"En Cartagena (durante la VI Cumbre de las Américas, el 14 de abril pasado) anuncié que ese día habíamos tenido cero homicidios y que por primera vez en años (...) pues ayer se dio el segundo día con cero homicidios", dijo este sábado el mandatario en su programa radial "Conversando con el Presidente".

Funes expresó que su Gobierno quisiera "que todos los día hubiese cero homicidios", aunque reconoció que eso "no es posible", pero resaltó que el país se encamina "a una reducción progresiva" de esos delitos.

El jefe del Estado aseguró que desde que inició la "tregua" entre las principales pandillas que operan en el país, Mara Salvatrucha (MS) y pandilla 18, el promedio diario de los homicidios se ha mantenido entre cinco y seis, frente a los 14 que se registraban antes del armisticio.

Aclaró que esa reducción no se debe únicamente a la tregua entre los pandilleros, sino también al mejoramiento del trabajo de las autoridades de seguridad.

Los homicidios no son los únicos que han disminuido ya que entre enero y agosto de este año otros delitos como las extorsiones, hurtos y robos bajaron un 10,3 %, 10,4 % y 6,3 %, respectivamente, destacó Funes.

Además volvió a negar que los homicidios estén siendo ocultados por los pandilleros mediante las desapariciones de personas, como afirman diferentes sectores del país.

De enero hasta el 23 de agosto del año pasado hubo 802 denuncias de personas desaparecidas, mientras que este año se registran 1.048 denuncias de desaparecidos, debido a que "hay más confianza en las autoridades", indicó Funes.

Al tiempo que aclaró que de las 1.048 denuncias de personas desaparecidas, "504 aparecieron con vida, lamentablemente 97 fueron halladas muertas y 447 siguen" sin ser encontradas, lo que significa que hay "355 menos" que las del año 2011, consideró.

Funes indicó que su Gobierno está "optimistas" con los logros que están alcanzado en seguridad, aunque aclaró que no están "confiados" por lo que siguen trabajando para buscarle una solución a la problemática de la violencia.

El Gobierno salvadoreño inició el 2 de mayo pasado un diálogo nacional con el fin de alcanzar un acuerdo con los diferentes sectores del país para acabar con la inseguridad, el que se tiene previsto finalice la próxima semana.