Una de las dinastías más legendarias del cine estadounidense, la familia Huston, presentó hoy en el Festival de Filmes del Mundo (FFM) de la mano de Danny y Jack Huston "Two Jacks", una mirada irónica al sistema de los grandes estudios de Hollywood.

La película, dirigida por Bernard Rose (realizador de filmes como "Candyman", de 1992, o "Ivans Xtc", de 2000) y basada en un relato corto de Leon Tolstoi, es una de las 18 películas del programa del Certamen Mundial que compiten este año por el Gran Premio de las Américas de FFM.

Las películas españolas "Els nens salvatges", de Patricia Ferreira, y "Miel de Naranjas", de Imanol Uribe, también están incluidas en la competición.

Huston, que compareció hoy en una rueda de prensa junto con otro de los protagonistas de "Two Jacks", su sobrino Jack Huston, reconoció que la temática de la cinta le resultó muy cercana a su propia experiencia con su padre, el legendario director John Huston, realizador de clásicos como "El tesoro de la Sierra Madre".

"El filme trata sobre la nostalgia del pasado, la relación con el padre y cómo la nostalgia es idealizada en nuestra memoria. De lo que Tolstoi estaba escribiendo era de estar a la altura del padre. Y para mí ese es un sentimiento personal porque soy el hijo del hombre que dirigió 'La reina de África'", dijo Danny Huston.

"Era un gigante como todos sabemos. En cierta manera sé lo que ese sentimiento es. Es un tipo de hombre que ya no existe. Recuerdo visitar a mi padre en el rodaje de 'The Man Who Would Be King'. Allí estaban Sean Connery, Michael Caine, Christopher Plummer", aseguró.

"Basada en una historia de (Rudyard) Kipling, en las montañas Atlas, con la tribu de los hombres azules. Fue una época realmente mágica para mí. Pero ya no hacen hombres así, ¿verdad?", preguntó el actor.

Danny Huston también expresó su admiración y pasión por México, que afirmó que también habían sentido su padre y su abuelo, el actor Walter Huston, que en 1949 ganó un Oscar por su interpretación en "El tesoro de la Sierra Madre" que dirigió su hijo.

"Me siento privilegiado de pasar tiempo en México. Los colores de la bandera mexicana son los mismos que los de la irlandesa. Esos son dos países que están muy cerca de mi alma y desde luego muy cerca de mi padre y abuelo", añadió el actor, hermanastro de la actriz Anjelica Huston.

"Es un país al que me gusta ir tan a menudo como puedo. Siento que los mexicanos y los irlandeses tienen el mismo saludable sentido de ironía y están muy en contacto con la naturaleza folclórica de la muerte. Y no la temen. Desde luego no como es temida por el sistema de los estudios de cine", explicó Huston entre risas.

"Creo que fue Salvador Dalí el que dijo que tan pronto como aterrizó en México tuvo que salir porque era demasiado surrealista. Es un caleidoscopio de color y emociones. Me gusta volver tanto como puedo. ¡Viva México!", terminó asegurando el actor de películas como "Leaving Las Vegas" (1995), "Ivans Xtc" (2000) y "The Constant Gardener" (2005).

El estreno mundial de "Two Jacks" y la presencia de Danny Huston en FFM no podía ser más apropiada dada la declarada voluntad de la muestra canadiense de alejarse de la vena más comercial que sigue su gran competidor, el Festival Internacional de Cine de Toronto, y convertirse en el escaparate de nuevos creadores de todo el mundo.

Huston alabó esta voluntad al declarar: "Aué maravilloso es estar aquí en Montreal, con este catálogo de filmes, viendo está maravillosa diversidad hecha en tantos países, con tal diferencia de presupuestos y que no están confinados por el sistema de los estudios".

Precisamente hoy también se proyectó otra de las películas candidatas al Gran Premio de las Américas, la coproducción germano-israelí "Ende der snchonzeit", la opera primera de la directora Franciska Schlotterer.

Mañana le toca el turno a "Els nens salvatges", un filme que en España ya se hizo este año con el principal galardón del Festival de Cine Español de Málaga.

De las películas latinoamericanas presentes en FFM hoy se estrenaron la argentina "La segunda muerte", de Santiago Fernández; la chilena "La noche de enfrente", de Raúl Ruiz; la cubana "Una noche", de Lucy Mulloy; la ecuatoriana "Ruta de la luna", de Juan Sebastián Jácome, y la mexicana "La cebra", de Fernando León.

Los largometrajes españoles estrenados hoy fueron "La mujer del eternauta", de Adán Aliaga y "La lapidación de Saint Étienne", de Pere Vila i Barceló.