Unas 85.000 personas en Mianmar abandonaron sus hogares después que la peor inundación en años sumergió cientos de hectáreas de arrozales, informó el sábado un funcionario de los servicios de emergencia.

El país ha sido azotado en las últimas semanas por tormentas intensas que causaron las inundaciones, sobre todo en el delta del sur, precisó el funcionario Soe Tun.

Aproximadamente 70.000 personas fueron desalojadas del delta a 219 albergues instalados en escuelas y monasterios, indicó. Otras 15.000 fueron evacuadas en otros lugares del país.

Más de 240.000 hectáreas (600.000 acres) de arrozales quedaron bajo las aguas. Suele haber inundaciones durante las lluvias anuales del monzón, y las de este año han sido las más intensas desde 2004, dijo Soe Tun.

La zona del delta fue devastada en 2008 por el ciclón Nargis, que dejó unos 130.000 muertos y destruyó más de 800.000 casas y edificios.

De inmediato no se han reportado heridos ni muertos por el temporal actual, que en general ha afectado a 200.000 personas en el país. Según la prensa local, los aguaceros y las anegaciones también han dañado puentes y líneas férreas.