Al menos tres iraquíes seguidores del clérigo chií Muqtada al Sadr murieron hoy y otros once resultaron heridos por el estallido de dos artefactos explosivos en el distrito de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, según fuentes policiales.

Las fuentes explicaron a Efe que la explosión se registró después del rezo musulmán del viernes cerca de una oficina de Al Sadr.

Los artefactos explotaron de manera simultánea y causaron abundantes daños en varios edificios en la zona, dijeron las fuentes, que añadieron que las fuerzas de seguridad se desplazaron allí para buscar a los autores del atentado.

El influyente clérigo radical decretó el año pasado la suspensión de las acciones violentas de sus milicias, y se ha convertido en uno de los protagonistas del tablero político iraquí al frente de la Corriente Al Sadr.

Irak es escenario en los últimos meses de un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra las fuerzas de seguridad y objetivos chiíes, entre otros, desde la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre pasado.

El Gobierno iraquí informó el primero de este mes que al menos 325 personas murieron y 697 resultaron heridas por actos de violencia durante el pasado julio.