Los 18 extranjeros detenidos que se hacían pasar como periodistas de la televisora mexicana Televisa pretendían trasladar a Costa Rica al menos siete millones de dólares en vehículos equipados como unidades móviles del medio de comunicación, informó el viernes la policía nicaragüense.

"Tenemos los nombres o supuestos nombres de ellos, la mayoría son mexicanos de acuerdo a los informes de la Interpol aunque puede haber de otras nacionalidades", dijo la jefa policial Aminta Granera.

Agregó que los 18 detenidos son liderados por una mujer de nombre Raquel Alatorre Correa e ingresaron a Nicaragua el 20 de agosto por el puesto fronterizo de Las Manos procedentes de Honduras.

Explicó que según las investigaciones, muchos de ellos son trabajadores de empresas privadas de seguridad de Tamaulipas y hasta un policía municipal de Durango.

Tamaulipas y Durango son dos estados del norte de México en donde las autoridades han reportado la presencia de carteles de las drogas como Los Zetas, uno de los grupos más sanguinarios del narcotráfico en el país y que ha extendido sus operaciones hacia Centroamérica.

Granera informó que al consultar con las autoridades de Migración nicaragüenses sobre la llegada de los supuestos periodistas al país, determinaron que no existía ninguna información sobre ellos y fue cuando se activaron las medidas de descubrimiento del gobierno de Nicaragua liderados por la Policía y la Dirección de Inteligencia del Ejército.

Los informes de inteligencia de la policía indicaron que los detenidos declararon al ingresar al país darían cobertura al juicio por narcotráfico y otros delitos que se inició el miércoles al empresario nicaragüense Henry Fariñas, sobreviviente de un atentado en el que murió el cantautor argentino Facundo Cabral en 2011.

Un funcionario de la cadena Televisa, no autorizado a ser identificado por políticas internas, aseguró a The Associated Press que la empresa no tiene corresponsales en el lugar ni envió a ningún periodista desde México.

Según Granera, al confirmar con la embajada de México en Managua que los capturados no eran periodistas de Televisa, endurecieron las investigaciones y los procesos de interrogación en celdas, hasta que lograron conocer que en los seis vehículos venían escondidos 25 bultos, que contienen alrededor de siete millones de dólares estadounidenses.

"Fue así que logramos establecer que nuestra sospecha de que se trataba de acciones con el crimen organizado eran validas y bajo ese cargo serán puestos en las próximas horas a la orden de la Fiscalía para sus tramite judicial correspondiente", dijo la jefa de la policía el viernes.

Añadió que durante el proceso de investigación han contado con la colaboración de las policías de la región y la Policía Internacional, Interpol.