El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo hoy que la recomposición de su gabinete, que emprendió el jueves con un cambio de titular en la cartera de Hacienda, será gradual debido a las dificultades que supone conformar un equipo equilibrado y que deje tranquilo al país.

El gobernante, que asumió en agosto de 2010, pidió el miércoles la renuncia protocolaria de sus 16 ministros para encarar la segunda mitad de su mandato de cuatro años con un equipo reconstituido y centrado, según sus palabras, en "los más pobres de los pobres".

"Es que conformar un gabinete no es fácil", consideró Santos, para quien en esta tarea debe tener en cuenta factores como la capacidad e idoneidad de las personas, la presencia femenina y la representación de los partidos de la convergencia Unidad Nacional.

El primer elemento que debe ser tenido en cuenta es el de "la capacidad e idoneidad de la persona", sostuvo el gobernante, que habló de este proceso en "En línea con el presidente", espacio de la Radio Nacional que hoy se enlazó con estaciones comunitarias del departamento de Santander (noreste).

Las designaciones también deben satisfacer aspiraciones regionales y políticas, sobre todo en el actual Gobierno de Unidad Nacional, agregó Santos, y apuntó que también tiene la obligación legal de darles cabida adecuada a las mujeres.

Según Santos, su objetivo es el de conformar "un gabinete muy especial (...), que le dé al país total tranquilidad".

"Un gabinete que en este segundo tiempo ejecute todo lo que hemos venido diseñando y en buena parte también ejecutando, para que nuevamente los mas pobres de los pobres sean los más beneficiados", apuntó el jefe del Estado.

El gobernante hizo el primer movimiento el jueves por la tarde con el traslado de Mauricio Cárdenas del Ministerio de Minas y Energía al de Hacienda y Crédito Público, en reemplazo de Juan Carlos Echeverry, quien se postulará para un cargo en el Fondo Monetario Internacional (FMI).