Paraguay acogió el viernes a nueve tigres de Bengala y siete leones africanos de entre 12 y 25 años de edad que no pueden ingresar desde hace dos meses a la Argentina por falta de visa sanitaria pese a que pertenecen a un circo de ese país, informó a la AP la Oficina de Vida Silvestre de Paraguay.

Los animales están en jaulas pero al aire libre en el puesto fronterizo paraguayo de José Falcón, enfrente de la ciudad argentina de Clorinda, dijo a The Associated Press la bióloga Estela Gómez, directora de Vida Silvestre de la Secretaría del Ambiente.

El cruce fronterizo se encuentra a 50 kilómetros al oeste de Asunción.

Gómez especificó que "resolvimos junto con la fiscalía del medio ambiente acoger en el zoológico de Asunción a la totalidad de los tigres de las especies Bengala y leoncitos africanos para que pudiesen vivir con algún confort y no en un área extraña; el viernes transportamos a los primeros dos hasta su nuevo hábitat".

"El dueño del circo, Oswal Wasconi, se comprometió a darles de comer y de beber porque son animales de gran fisico", añadió.

En tanto, el fiscal del ambiente José Luis Casaccia informó a The Associated Press que "por recomendaciones veterinarias, ordené al zoológico de Asunción y al propietario de las fieras que todos los días los trasladen de una jaula a otra a modo de paseo porque llevan muchas semanas acostadas, totalmente inactivas".

"Los animales tienen documentaciones argentinas pero todavía no sabemos por qué exactamente no pueden reingresar a ese país", acotó.

Gómez comentó que "no puedo anticipar si las fieras se quedarán por siempre en Paraguay o finalmente irán a la Argentina".

Wasconi señaló que dejó a sus fieras en la frontera porque en Paraguay rige una ley prohibiendo la utilización de animales en espectáculos públicos.

No obstante, en junio pasado Wasconi donó dos cachorros de tigres de bengala, macho y hembra de ocho meses de vida, a una familia de Asunción que, por su parte, los entregó al zoológico municipal.