En Serbia arden más de 250 incendios, entre ellos uno en el monte de Zlatibor, a unos 230 kilómetros al sur de Belgado, que se ha extendido hoy sobre unas 150 hectáreas de bosques, mientras que el extremo calor podría empeorar aun más la situación.

A pesar de los esfuerzos de los bomberos de controlar el fuego en Zlatibor, las llamas ya han devorado dos casas de recreo, confirmó a la emisora "B-92" Predrag Maric, jefe del Departamento para situaciones extraordinarias del Ministerio serbio del Interior.

Un centenar de bomberos, con dos helicópteros, lucha contra los tres mayores focos de fuego en Zlatibor, pero su labor se ve dificultada por las altas temperaturas, que hoy volverán a sobrepasar los 40 grados, la larga sequía y el fuerte viento.

Maric confirmó, sin mencionar cifras, que en esta zona ha sido evacuada la población y el ganado, y que en toda Serbia se registraron ayer 266 incendios.

Se trata en su gran mayoría de focos menores, aunque, además del de Zlatibor, destaca otro en Ljubovija, en la Serbia central, donde arden unas 300 hectáreas de bosques y arbustos.

Debido a la situación de emergencia en Zlatibor, Serbia no pudo responder positivamente a la petición de envío de un helicóptero contra incendios por parte de Albania y de la República Serbia de Bosnia-Herzegovina, donde también el fuego causa estragos.