La consistencia en el juego ha vuelto a los Gigantes de San Francisco que consolidan su liderato de división dentro de la Liga Nacional y los Rojos de Cincinnati no pueden con la calidad de los Filis de Filadelfia aunque mantienen también una ventaja cómoda de líderes.

El abridor Barry Zito mantuvo blanqueada hasta el noveno episodio y el receptor venezolano Héctor Sánchez produjo dos carreras con un doblete en el quinto para que los Gigantes anotasen cuatro veces y asegurasen la victoria por 5-2 ante los Bravos de Atlanta.

Zito (10-8) toleró solamente cinco imparables, ponchó a cinco bateadores rivales y regaló tres bases por bolas antes de que un doblete impulsor de Freddie Freeman contra el relevista Jeremy Affeldt rompiese la blanqueada.

Sergio Romo retiró a los emergentes Jason Heyward y el dominicano Juan Francisco, para su sexto salvamento.

La victoria fue la cuarta consecutiva para los Gigantes (70-55) que se pusieron con tres juegos de ventaja sobre los Dodgers de Los Ángeles como líderes de la División Oeste.

Mientras que los Bravos (71-54) pierden ventaja en la lucha por el comodín de la Nacional y se alejan a 6,5 juegos de los Nacionales de Washington, líderes en la División Este.

El jardinero central John Mayberry Jr. bateó un sencillo productor en la parte baja de la undécima entrada y los Filis ganaron 4-3 a los Rojos.

Todd Frazier impulsó las tres carreras de los Rojos, que son líderes de la División Central de la Liga Nacional y buscaban su primer triunfo en una serie en Filadelfia desde 2006.

Los Filis empataron en la octava con un elevado de sacrificio del campocorto Jimmy Rollins y ganaron con el imparable de Mayberry para dividir el conjunto de cuatro partidos y hacerse con el tercer lugar de la División Este por primera vez desde abril.

Un jonrón de tres carreras de David Freese acabó con la sequía de siete partidos de los Cardenales de San Luis en esa faceta de juego ganaron por paliza de 13-5 a los Astros de Houston para completar una barrida en su serie de tres partidos.

Freese y el jardinero Matt Holliday impulsaron cuatro carreras cada uno y Allen Craig bateó tres imparables e impulsó tres anotaciones.

El bateo latino también estuvo presente por los Cardenales con los puertorriqueños Carlos Beltrán que se fue de 4-0, una carrera anotada; y Yadier Molina que tuvo de 3-2, una anotada, una impulsada.

El dominicano Rafael Furcal se fue de 4-2, dos anotadas, una impulsada para ser el más productivo.

Los Cardenales se recuperaron luego de estar abajo en la pizarra por 4-0 en la cuarta entrada y propinaron a Houston su séptima derrota consecutiva.

Los Astros tienen marca de 0-4 y han sido superados en carreras por un marcador global de 32-8 desde que el piloto interino Tony DeFrancesco reemplazó a Brad Mills como líder de la devaluada novena de Houston.

Ben Francisco bateó tres imparables para los Astros, que fueron barridos por tercera vez en lo que va de mes y la duodécima global.

El abridor Jake Westbrook (13-9) ganó por cuarta vez en cinco aperturas a pesar de que batalló con el control dos días después de obtener un contrato nuevo para la próxima temporada con una opción mutua para por el 2014.

La derrota fue para Dallas Keuchel (1-6) que retiró a 11 de los primeros 12 bateadores, pero seis de sus últimos siete llegaron a base, uno por un error.

El venezolano José Altuve tuvo de 4-2, dos impulsadas y el dominicano Fernando Martínez de 4-2, dos anotadas para los Astros.

El abridor Collin McHugh lanzó pelota de dos hits a lo largo de siete episodios sin anotación en su debut en Grandes Ligas con los Mets de Nueva York, pero los Rockies de Colorado completaron el jueves su segunda barrida de cuatro partidos consecutiva al ganar por 1-0.

El dominicano Jordany Valdespín cometió un error de fildeo en el jardín central ante un batazo de Tyler Colvin que se convirtió en un triple determinante en el octavo episodio.

Los Rockies empataron su mejor racha de la temporada con su quinto triunfo seguido y concretó su segunda barrida de cuatro duelos en dos años en el Citi Field.

McHugh, un derecho de 25 años, lanzó magistralmente con nueve ponches y una base por bolas, pero una vez que fue reemplazado en el montículo, los Rockies causaron daño rápidamente ante el relevista Bobby Parnell (2-3), que cargó con la derrota.