Un documento confidencial fotografiado por la agencia noticiosa británica Press Association reveló la escueta estrategia de Scotland Yard para lidiar con Julian Assange en caso de que trate de abandonar la embajada de Ecuador en Londres.

"Assange deberá ser arrestado bajo cualquier circunstancia", dice la nota escrita a mano.

Un perspicaz fotógrafo captó el documento que un oficial llevaba en su mano. El texto muestra la gran dificultad que enfrenta el fundador de WikiLeaks a pesar de que recibió asilo político: Está seguro mientras permanezca en la embajada, pero en cuanto ponga un pie fuera corre el riesgo de ser arrestado, que lo extraditen a Suecia y que enfrente cargos en su contra por presunto abuso sexual.

Esta situación podría prolongarse por semanas, meses o incluso años, y ha comenzado a enfrentar a Gran Bretaña, que ha advertido que podría revocar el título a la embajada si los diplomáticos siguen albergando al experto en computadoras australiano, con Ecuador y muchos de sus aliados latinoamericanos de izquierda.

El mundo ha seguido todos los movimientos de la cada vez más turbulenta saga de WikiLeaks, que incluye intriga periodística, teorías conspiratorias, embrollos legales y diplomacia internacional.

El viernes, las autoridades ecuatorianas indicaron que varios diplomáticos sudamericanos visitaron su embajada en solidaridad con la postura de Ecuador contra las advertencias británicas.

Argentina, cuya disputa con Gran Bretaña por las Islas Malvinas continúa, aprovechó la oportunidad para reprochar a Londres por la medida, que describió como una "violación a la ley internacional".

En un comunicado, la embajada argentina indicó que las acciones muestran la arrogancia de la diplomacia británica y agregó que las declaraciones son similares a las de los británicos sobre el asunto de las Malvinas, en el cual el Reino Unido también ha incumplido la ley internacional.

La oficina británica del exterior confirmó previamente que envió una carta a la embajada de Ecuador, pero rechazó decir cuál era el contenido. Por ahora ninguna de las partes parece dispuesta a ceder.