La tormenta Isaac cobraba fuerza el viernes al pasar cerca de la costa sur de la isla La Hispaniola, por lo que cerca de 2.900 personas fueron evacuadas de forma preventiva en República Dominicana ante el temor de que las lluvias provoquen inundaciones y deslizamientos de tierra.

"Se esperan muchas lluvias", advirtió Gloria Ceballos, directora de la oficina de meteorología de República Dominicana. Precisó que "las bandas nubosas asociadas a Isaac que están detrás del centro (de la tormenta) son mucho más abundantes".

El centro de Isaac se ubicaba a las 1500 GMT a 265 kilómetros al suroeste de Santo Domingo con vientos de 95 kilómetros por hora y avanzaba al noroeste, hacia la frontera entre República Dominicana y Haití, a 22 kilómetros por hora, según datos de la oficina de meteorología.

La oficina pronostica que el fenómeno generará precipitaciones de entre 200 y 300 milímetros de lluvia en gran de República Dominicana entre el viernes y el sábado.

"Esa es mucha agua", dijo Juan Manuel Méndez, director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), que coordina la labor de las 22 instituciones de socorro del país.

El funcionario advirtió en conferencia de prensa que los aguaceros que se esperan para la tarde y noche del viernes y el sábado podrían provocar desbordamientos de ríos, inundaciones y deslizamientos de tierra.

El COE detalló que de forma preventiva fueron evacuadas cerca de 2.900 personas que residen en zonas de alto riesgo debido a su cercanía con ríos y cañadas en las provincias sureñas de San Juan de la Maguana y San Cristóbal, al oeste de la capital, y en San Pedro de Macorís, al oriente de Santo Domingo.

La mayoría de los evacuados fueron trasladados a casas de familiares y sólo 300 permanecen en refugios temporales.

El organismo de socorro detalló que ocho pequeñas comunidades rurales del noreste del país habían sido afectadas por las crecidas de los ríos.

"Lo peor no ha pasado", insistió Méndez. Pese a que no existen probabilidades de que la tormenta se convierta en huracán, el COE mantiene en alerta máxima a 22 de las 32 provincias.

Yolanda Mañán, vocera de la empresa que administra los dos aeropuertos los dos aeropuertos de la capital, informó que ambas terminales retomaron sus operaciones luego de suspenderlas durante la madrugas y sólo 12 vuelos hacia Puerto Rico y Estados Unidos habían sido pospuestos.