La televisión pública española volverá a transmitir corridas de toros en directo después de seis años, para dar un impulso a una tradición golpeada por la crisis económica y una contínua pérdida de aficionados.

El anterior gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero eliminó las corridas de toros de la televisión pública para ahorrar costes y por ocupar una franja horaria usualmente destinada al público infantil.

Radio Televisión Española (RTVE) informó el viernes que las emisiones taurinas se retomarán el próximo 5 de septiembre con un festejo en Valladolid, al norte del país.

El cambio se produjo gracias a una modificación de los estatuos de RTVE aprobada por el gobierno conservador del Partido Popular, que se opone a cualquier intento de acabar con las corridas de toros en España.

En estos años, los toros han seguido presentes en televisiones públicas regionales, mientras que las grandes ferias taurinas como las de Madrid y Sevilla eran retransmitidas en pago por visión, con una penetración muy pequeña en comparación con la audiencia que genera RTVE.

La tauromaquia atraviesa un momento muy delicado y su futuro en España está muy cuestionado. La crisis económica está afectando a los empresarios y a los aficionados, que ya no llenan las plazas como antes.

Además de la crisis, el discurso antitaurino en defensa de los animales también está mucho más extendido. El primer gran paso en esa dirección lo dio Cataluña, que prohibió la celebración de corridas de toros en su territorio a partir de este año, aunque sin embargo autorizó festejos populares con vaquillas.

En marzo, varios grupos en defensa de la tauromaquia presentaron más de medio millón de firmas en el Parlamento para promover una iniciativa legislativa popular que brinde protección legal a las corridas de toros.

El objetivo es declarar la fiesta de los toros como bien nacional de interés cultural y cuenta con el apoyo del Partido Popular, que se comprometió en su campaña electoral a defender la llamada popularmente como "fiesta".

De prosperar, la iniciativa desactivaría la prohibición de celebrar espectáculos taurinos Cataluña y cualquier otro intento de vetar las corridas de toros en España.