El potente tifón Tembin azotó el viernes el sur de Taiwan, derribando árboles, volcando vehículos mientras las lluvias torrenciales desbordaban ríos e inundaban viviendas y cultivos.

No se informó de víctimas al paso del tifón Tembin a través de los condados de Pingtung y Kaohsiung, después de ingresar a tierra aproximadamente a las 5 de la mañana (2100 GMT del jueves). A media mañana, volvió al mar, al parecer con rumbo hacia la costa de China, aunque los meteorólogos advirtieron que podría volver sin embargo más debilitado provocando más lluvia por el litoral del sur de Taiwan donde se extiende el centro agrícola de Taiwan.

La posibilidad de que el tifón impactara en las áreas densamente pobladas del norte de Taiwan era casi imposible. Los negocios y escuelas en Taipei operaban normalmente, y los vuelos hacia los dos aeropuertos de la capital no fueron afectados.

Conforme Tembin se debilitaba gradualmente, la atención comenzaba a centrarse en el tifón Bolaven, que amenaza con castigar el sur del Japón durante el fin de semana. Lleva vientos de 144 kph (89 mph), y es probable que haya una intensificación de la tormenta, dijo la Agencia Meteorológica del Japón y que podría abatirse contra Okinawa el domingo.