El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, subía ligeramente, el 0,06 %, minutos después de la apertura, tras un primer cambio negativo, aunque no era capaz de sobrepasar la barrera de los 7.300 puntos.

Así, a las 9.10 horas, el selectivo español se anotaba 4,40 puntos y quedaba en 7.287 enteros, lo que elevaba sus las pérdidas anuales al 14,92 %.

Por su parte, la prima de riesgo española se mantenía en 500 puntos básicos, igual que a primera hora de la mañana.

En la agenda de hoy destaca la reunión entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego, Andonis Samarás, quien previsiblemente le pedirá más tiempo para cumplir con sus compromisos y realizar nuevos ajustes con vistas a recibir las ayudas comunitarias pactadas.

En España, el Consejo de Ministros aprobará la prórroga del plan Prepara que incluye la ayuda de 400 euros mensuales para los desempleados sin cobertura que se elevará a 450 euros para quienes tengan tres familiares a su cargo.

En Europa, las grandes plazas bursátiles empezaban el día a la baja, con lo que Londres caía el 0,15 %; París, el 0,13 % y Fráncfort, el 0,04 %.

En cuanto a las empresas más capitalizadas del mercado, las pérdidas del Banco Santander e Iberdrola, del 0,82 % y del 0,02 %, eran las responsables de la caída del IBEX, mientras que el BBVA cotizaba plano en la apertura.

El euro abrió hoy a la baja en el mercado de divisas de Fráncfort, con un cambio de 1,2563 dólares, frente a los 1,2581 de la jornada anterior, igual que el barril de crudo Brent para entrega en octubre, que cotizaba a 114,46 dólares en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres, 0,55 dólares menos que ayer.