El Gobierno italiano afronta hoy su primer Consejo de Ministros tras diez días de vacaciones y en el que se pondrán sobre la mesa las próximas medidas que se pretenden adoptar para impulsar el crecimiento económico.

Monti convocó a las 09.30 hora local de hoy a sus ministros, quienes le expondrán los planes que quieren llevar a cabo hasta el final de la legislatura, en la próxima primavera.

El Ejecutivo italiano informó en una nota de que en esta reunión se actualizará el programa de Gobierno, con "particular atención al crecimiento" y que en ella comenzará el examen de las medidas que prevén aprobar en próximos encuentros.

Por el momento, solo la ministra de trabajo, Elsa Fornero, adelantó que entre los "deberes" que ha hecho este verano está la propuesta de una rebaja de los impuestos que pagan las empresas por cada trabajador.

"Podemos pensar en una rebaja fiscal para las empresas que invierten en el capital humano. Este será mi argumento en el Consejo de Ministros y presentaré mi idea al presidente y a los colegas", explicó ayer la ministra durante su intervención en un programa radiofónico.

Fornero específico que la rebaja fiscal sería solo para los empresas, pues "no se puede aplicar a todos los trabajadores porque tenemos que tener los píes en el suelo ya que la deuda es aun muy alta".

Hace una semana, Monti negó en un comunicado que su Gobierno estuviese estudiando rebajas del impuesto de la renta sobre las personas físicas (IRPF), como aseguraba la prensa italiana.

Hasta ahora, el primer ministro tecnócrata ha abordado, sobre todo, el saneamiento de las cuentas públicas, con un plan de ajuste de más de 30.000 millones de euros, semanas después de llegar al poder en noviembre tras la dimisión de Silvio Berlusconi, y con un plan de recorte de gasto de unos 26.000 millones de euros el mes pasado, con el que aplazó al año que viene la subida del IVA.

La prensa italiana publica que en el Consejo de ministros de hoy se empezarán a analizar las posibles reformas en sectores como los aeropuertos, la energía, las infraestructuras o la agenda digital tantas veces anunciada por Monti.

Sobre esta asunto, añade la prensa, el Ministerio de Desarrollo Económico (Industria) prevé destinar entre 300 y 400 millones de euros provenientes de la redistribución de fondos regionales y europeos, para medidas como la generalización de la banda ancha o el fomento del comercio electrónico.

Asimismo, se presentará un plan de incentivos para los jóvenes, que como ayer anunció Fornero no se tratará de "grandes cantidades" sino más bien "medidas territoriales, específicas, microeconómicas, pero que serán bien utilizadas".

Otra posible medida será la exención del IVA para las nuevas obras en infraestructuras o fusiones en las empresas locales de transporte público.