El Ejército de Rusia recibirá 2.300 nuevos carros de combate Armata para el año 2020, informó hoy la planta rusa Uralvagonzavod, que tendrá a su cargo el cumplimiento del pedido.

"Todas las capacidades de Uralvagonzavod están involucradas en el el proyecto Armata. La primera unidad del nuevo carro será fabricada y sometida a pruebas en 2013", se afirma en una nota de prensa de la planta, citada por la agencia Interfax.

La producción en serie de los nuevos tanques comenzará en 2015, según adelantó recientemente el viceprimer ministro ruso responsable de la industria militar, Dmitri Rogozin.

El proyecto Armata prevé la creación de toda una gama de blindados -desde transportes y remolcadores hasta carros de combate- sobre la base de una misma plataforma de orugas.

Según informaciones de prensa, la tripulación del nuevo acorazado irá en el interior de una cápsula blindada capaz de resistir el impacto directo de un proyectil disparado por un cañón de un carro de combate.