Al menos dos mujeres hispanas resultaron heridas el viernes en un tiroteo que dejó como saldo dos muertos y nueve heridos frente al edificio Empire State en pleno centro de Manhattan.

Una fue identificada como Erica Solar, de 30 años, de origen puertorriqueño y madre de 2 hijas, de 8 y 13 años.

"Ahora van a comprobar su estado. Le van a hacer cirugía. Ella está bien", dijo el hermano de Solar, Louis Lleras a los periodistas que abarrotaban la entrada del hospital Bellevue en Manhattan.

Añadió que su hermana había salido a comprar un café en la zona, donde trabaja como recepcionista.

"Oyó tiros pero no sabía de dónde venían. Luego cayó en el piso", dijo Lleras. "La bala le dio en la pierna. Estaba llorando cuando me llamó. No podía hablar", dijo.

La otra fue la puertorriqueña Madia Rosario, secretaria de 43 años y también madre de dos hijos.

Un diseñador de ropa femenina despedido mató a tiros a un ex compañero de trabajo frente al edificio Empire State, lo que desató un caótico enfrentamiento con la policía ante uno de los iconos arquitectónicos más famosos del mundo.

Los agentes mataron al sospechoso y al menos otras nueve personas resultaron heridas, entre ellas las dos puertorriqueñas, algunas posiblemente por balas de la policía, indicaron autoridades municipales.

Las autoridades identificaron al agresor como Jeffrey Johnson, de 58 años, quien era diseñador de accesorios para mujer. Tras matar a su compañero de trabajo Steven Ercolino, Johnson se enfrentó a tiros con la policía.

Robert Asika, de 23 anos, y quien resulto herido en el brazo, dijo a los periodistas que las balas que le hirieron a el y a las 8 personas restantes eran de los policías que confrontaron a johnson.

"Son cosas que pasan", dijo Asika.