Alberto Contador se negó a comentar la posibilidad de que Lance Armstrong sea despojado de sus siete títulos del Tour de Francia y en cambio elogió el viernes la habilidad deportiva de su ex compañero de equipo.

Armstrong dijo que no buscará arbitraje en el caso que le planteó la Agencia Estadounidense Antidopaje, que dice que le quitará sus títulos de la competencia francesa y que será suspendido de por vida por dopaje.

Contador, que a regañadientes fue compañero de equipo de Armstrong durante el primer año del retorno del estadounidense en 2009 con Astana, dijo que se ha mantenido distanciado del caso.

"No estoy al día con el proceso. Cada vez que compito en una carrera importante trato de mantener esas cosas al margen y concentrarme completamente en la carrera", dijo el ciclista español el viernes antes del comienzo de la séptima etapa de la Vuelta de España. "La verdad es que no estoy pensando en eso".

Entre Contador y Armstrong hubo asperezas durante el retorno del estadounidense al ciclismo después de una pausa de tres años. Paulatinamente Contador se erigió en el número uno de su equipo y ganó el Tour en ese año. Armstrong, que salió tercero, se cambió a Radioshack en la temporada siguiente.

De todos modos Contador, que fue despojado de su victoria en el Tour en 2010 debido a acusaciones de dopaje, fue cortés al describir la habilidad deportiva de Armstrong.

"Creo que era un ciclista que siempre demostró poderío, gran inteligencia y un acondicionamiento físico espectacular", comentó Contador, que está tercero en las posiciones generales en la vuelta.