El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reunirá hoy, viernes, en Nueva York con el sucesor de Kofi Annan como mediador internacional en el conflicto en Siria, el veterano diplomático argelino Lajdar Brahimi, designado la pasada semana representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria. El antiguo ministro de Exteriores argelino permanecerá en Nueva York "una semana o diez días", señaló a Efe otra fuente de la ONU, que no pudo confirmar si Brahimi comparecerá ante los miembros del Consejo de Seguridad, que tienen prevista una reunión sobre la dimensión humanitaria del conflicto sirio el próximo 30 de agosto.

"Sería muy útil su presencia en esa reunión", dijo a Efe una fuente diplomática del Consejo de Seguridad, que detalló que el presidente de turno, el francés Gérard Araud, ha trasladado ya al Departamento de Asuntos Políticos de la ONU la voluntad de todos los miembros de mantener "un encuentro informal" con Brahimi.

Por el momento, no ha habido respuesta oficial a esa petición, debido a que se está cuadrando la agenda del diplomático argelino para los próximos días.

Brahimi, de 78 años y con una dilatada experiencia en Naciones Unidas, fue nombrado nuevo representante especial para Siria el pasado 17 de agosto y asumirá sus nuevas responsabilidades a partir del próximo 1 de septiembre.

Tiene frente a sí el desafío de reconducir la labor mediadora internacional en un conflicto iniciado en marzo de 2011 y que sigue recrudeciéndose mientras el Consejo de Seguridad de la ONU permanece paralizado ante el freno ruso y chino a presionar al régimen de Bachar al Asad.

En los primeros pasos de su labor mediadora, Brahimi se reunió esta semana en París con los representantes del Consejo Nacional Sirio, que fueron recibidos por separado por el presidente francés, François Hollande.

Hollande y la canciller alemana, Angela Merkel, apremiaron este jueves a la comunidad internacional a lograr un "consenso" que incluya la salida del poder de Al Asad, al que consideran "un peligro" para su país.