A lo largo de un muro de concreto seis bailarines reflexionan sobre la individualidad, durante el espectáculo "Nal Boa" que fue presentado hoy en el teatro Laboratorio de Variedades de Guadalajara (oeste de México).

Durante cerca de una hora, el grupo francés de danza Ex Nihilo desarrolla coreografías que tienen como telón de fondo un gran muro, en el que los bailarines desarrollan acrobacias, juegan, se enfrentan y hasta se ponen de cabeza.

La pared se convierte en uno de los personajes de la puesta en escena al simular una especie de "protección" ante la sociedad, de la que hay que "tomar distancia para enfrentarse a sí mismo", explicó la compañía.

Compuesto por seis surcoreanos, cinco franceses, un peruano, un español y un japonés, Ex Nihilo desarrolló esta propuesta a partir de cuestionamientos como la identidad y la noción de ser extranjero en cualquier sitio.

El espectáculo, que nació mediante una colaboración entre Francia y Corea del Sur, fue adaptado para presentarse en teatros de pequeño formato, pues originalmente se desarrollaba en plazas y sitios públicos con la finalidad de interactuar con los espacios urbanos.

Con sonidos urbanos y agudas melodías electrónicas que simulan campanas y tambores, "Nal Boa" muestra las diferencias "entre los individuos, pero también la interacción continua y constante que existe entre el yo y los otros".

Además de México "Nal Boa" se ha presentado en festivales de danza en diversas ciudades de Francia y Polonia.

Con su presentación en el Laboratorio de Variedades la compañía cerró su gira por México como parte del XV Encuentro Internacional de la Escena Contemporánea Transvales, que tuvo lugar en Pachuca y la Ciudad de México (centro de México).