El expresidente de Honduras Manuel Zelaya, coordinador del partido Libertad y Refundación (Libre), dijo hoy que no es cierto que la nueva institución que dirige reciba ayuda del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Zelaya indicó que las concentraciones políticas que ha hecho Libre, que tiene como precandidata presidencial a su esposa, Xiomara Castro, para las elecciones internas del 18 de noviembre próximo, se han hecho con aportes de los mismos activistas que creen en el partido.

Agregó que dirigentes del Partido Nacional, que no identificó, cuestionan a Libre y dicen que recibe "dinero de (Hugo) Chávez, del narcotráfico, del MUCA (Movimiento Unificado Campesino del Aguán, en el Caribe hondureño), de todo el mundo y nosotros no tenemos ningún anuncio en los medios de comunicación".

El exgobernante, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009 cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución, pese a tener impedimentos legales, dijo que son los precandidatos del Partido Nacional los que gastan millones de lempiras (moneda nacional) en propaganda a nivel nacional.

En contraste, recalcó Zelaya, su esposa, que ha sido electa precandidata de Libre por consenso de las cinco corrientes de ese partido, que fue reconocido legalmente este año, "no tiene ni afiches".

Zelaya calificó de "absurdo y ridículo" que se diga que Libre recibe ayuda externa para financiar su campaña para las elecciones internas de este año y las generales del 30 de noviembre de 2013.

Las elecciones internas en Honduras no son obligatorias, por lo que en las de noviembre próximo participarán solamente los partidos tradicionales, Nacional, en el poder; Liberal, ambos conservadores, y Libre, de izquierda.

Según el expresidente, encuestas políticas, que no identificó, sitúan a su esposa en primer lugar, aunque algunos sondeos difundidos por medios locales de prensa indican que está en tercer lugar, mientras que el Partido Nacional figura en primero y el Liberal en segundo.