Al menos una víctima mortal, un desaparecido y 1.200 viviendas inundadas dejó el desbordamiento del río Manzanares, a consecuencia de las lluvias que azotan el estado Sucre, en la costa caribeña del noreste venezolano, informó el Gobierno.

"Es lamentable, sobre todo la pérdida humana y una persona desaparecida (...); hacía más de cuarenta años que el río no se metía como se metió por Cumanacoa", uno de los pueblos de Sucre afectados, declaró a los periodistas el presidente del país, Hugo Chávez.

El gobernante cumple hoy en Cumaná, capital de ese estado, una actividad de campaña electoral en busca de su reelección, en los comicios presidenciales del 7 de octubre próximo.

Previamente, el ministro del Interior, Tareck El Aissami, indicó telefónicamente a la emisora VTV de la red estatal de televisión, que la víctima, Bestalia Trujillo, de 55 años, murió al caerle encima "un muro perimetral" de su casa.

El Aissami no aludió a si las lluvias tienen relación con la tormenta tropical "Isaac", que hoy avanza por el Caribe entre las costas venezolanas y Puerto Rico y toca las primeras.

El ministro indicó que el desbordamiento del río poco después del amanecer dejó "importantes afectaciones" aunque no pudo confirmar un segundo fallecido reportado por medios de prensa locales.

Señaló que de las 1.200 viviendas que resultaron inundadas ninguna presenta "afectaciones estructurales".

El pronosticador de guardia del Instituto Nacional de Metereología e Hidrología (Inameh) José Luis Mieres dijo a Efe que "Isaac" no afecta directamente a Venezuela aunque sí causa chaparrones y aumento de la nubosidad en el norte del país.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. ha dado cuenta de que "Isaac" estará cerca de la costa sur de República Dominicana y Haití este viernes, cuando previsiblemente se transforme en huracán.