La empresa de telecomunicaciones turca Türk Telekom confirmó hoy que su servicio de conexión de internet a Siria queda cortado, pero insistió en que se trata de problemas técnicos dentro del propio país vecino.

El servicio que Türk Telekom venía prestando a Siria dejó de funcionar el pasado día 11, reconoció un comunicado de la compañía, pero esto "se debe enteramente a los cortes en la infraestructura de fibra óptica dentro de Siria".

La empresa niega tajantemente que se trate de una "intervención" relacionada con la situación de crisis de Siria y achaca todo a problemas técnicos en el lado del país árabe.

Desmiente así algunos titulares aparecidos hoy en la prensa turca, según los cuales Turquía habría "desconectado el enchufe" con Siria.

El diario Hürriyet Daily News constata que, tras la interrupción del servicio turco, las conexiones de internet con Siria se han ralentizado e incluso interrumpido del todo ocasionalmente.

La única compañía que aún mantiene a Siria conectada con el exterior es la china PCCW, añade el citado diario.

Anteriormente la compañía estatal turca de telecomunicaciones, Türk Telekom fue privatizada en 2005 y desde entonces pertenece en un 55 % al holding saudí Oger, mientras que Ankara mantiene una participación del 30 %.