La tormenta tropical Isaac apuntaba el jueves hacia República Dominicana y Haití, mientras Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses se preparaban para lluvias torrenciales el viernes, cuando podría convertirse en un huracán de categoría 1, dijeron los meteorólogos.

Isaac produjo olas de hasta tres metros (10 pies) en el Mar Caribe. Hubo algunas inundaciones en ciertas regiones del este y sur de Puerto Rico mientras la tormenta se acercaba.

Los meteorólogos estadounidenses dijeron que Isaac probablemente será un huracán de categoría 1 antes del viernes, a medida que se acerque a República Dominicana y Haití. Se espera que avance hacia Cuba como tormenta tropical y que posiblemente amenace a Florida como huracán el lunes.

La semana entrante se celebrará la Convención Nacional Republicana en Tampa.

El vórtice de Isaac se hallaba a 360 kilómetros (225 millas) al sur-sureste de Puerto Rico en las primeras horas del jueves, con vientos máximos sostenidos de cerca de 65 kph (40 mph). El meteoro se movía hacia el oeste a 21 kph (13 mph), dijo el Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami.

El meteoro bajó su velocidad de desplazamiento y como resultado Puerto Rico tendrá más lluvias, dijo Ernesto Morales, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en San Juan, Puerto Rico.

"No es momento para caer en la complacencia", dijo.

El gobierno de la isla abrió 428 refugios y 80 personas han acudido a ellos, dijo el gobernador Luis Fortuño.

Las escuelas y oficinas gubernamentales permanecían cerradas, pero dijo que era seguro que la gente fuese a trabajar si tenía que hacerlo. Sin embargo, advirtió a todos que deben alejarse de playas y ríos crecidos.

"No es día para participar en actividades recreativas en estas áreas", dijo Fortuño.

No se ha informado de daños graves, pero las autoridades de Puerto Rico dijeron que una anciana murió en la ciudad de Bayamón, al caer de un balcón en un segundo piso mientras llenaba de agua un bidón para prepararse ante el meteoro.

El principal aeropuerto internacional de Puerto Rico permanecía abierto, pero las aerolíneas Cape Air y American Eagle cancelaron todos sus vuelos del jueves, dijo Fortuño. El servicio de transbordadores a las islas turísticas más populares, de Vieques y Culebra, también fue suspendido temporalmente.

"Hay sólo una brisa", dijo Glenn Curry, uno de los propietarios del hotel Bananas Guesthouse, en Vieques. "Hemos tenido un poco de lluvia. No ha sucedido mucho hasta ahora ... Anoche, el viento ni siquiera sopló lo suficiente como para despertarme".

___

Los periodistas de The Associated Press Jason Bronis en Christiansted, St. Croix, y Carlisle Jno Baptiste en Roseau, Dominica, colaboraron para este despacho.