Taiwán ha movilizado a más de 49.000 soldados para evacuar a miles de personas residentes en zonas con peligro de inundaciones y corrimientos de tierra ante la inminente llegada del tifón Tembin, que ya comienza a desencadenar fuertes lluvias y vientos.

Tembin, con su centro ubicado a unos 200 kilómetros del este de Taiwán, genera vientos de hasta 154,8 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 190,8 kilómetros por hora, informa el Servicio Meteorológico Central.

En el este de Taiwán, los gobiernos locales han anunciado ya la suspensión de la actividad laboral y se han cerrado carreteras en zonas montañosas del centro de la isla, donde suelen ocurrir inundaciones y deslizamientos de tierra y barro.

Ante la inminente llegada de Tembin, se han suspendido los vuelos a las ciudades orientales de Hualien y Taitung.

Este tifón, el décimo cuarto de este año en el Pacífico occidental, pasará por Taiwán antes de dirigirse a China, causando fuertes lluvias y vientos.

Otro tifón, Bolaven, también se acerca a Taiwán por el este, pero se espera que gire hacia el norte y no toque la isla.