Sudáfrica celebra hoy numerosos actos en conmemoración de la masacre de los 34 mineros que murieron por disparos de la Policía hace una semana durante una huelga que se mantiene desde hace ya 13 días, en la mina de platino de Lonmin, en Marikana, en el noreste del país.

El acto principal, un servicio religioso, tendrá lugar a las 12.00 hora local (10.00 GMT) frente a la colina donde fueron acribillados los mineros, a un centenar de metros del poblado minero de Marikana.

Se espera que a esta misa acudan unas 70.000 personas, explicó a EFE el responsable de la compañía de eventos encargada de montar el escenario.

"Nos han encargado un equipo de sonido para 70.000 personas, y otras 15 minas de la zona también llevarán a cabo actos conmemorativos hoy", detalló el encargado, en condición de anonimato.

Simultáneamente, se ha preparado una carpa para 3.000 personas en el poblado minero, que acogerá otra ceremonia religiosa que presenciará el comité de ministros designado para la gestión de la catástrofe, así como las autoridades municipales y provinciales de la región Noroeste de Sudáfrica, donde se encuentra la mina de Marikana.

El presidente Zuma, que visitó ayer el poblado minero, no ha confirmado su asistencia al evento.

Por otra parte, el expresidente Thabo Mbeki y la exmujer de Nelson Mandela, Winnie Mandela, podrían acudir a la celebración, según manifestó a EFE Xolani Ndzuza, el líder de la protesta minera.

La mina de Lonmin, donde ha tenido lugar la huelga desde el pasado 10 de agosto, permanecerá parada hoy en memoria de los fallecidos y para permitir que sus 28.000 trabajadores acudan a los actos de conmemoración.

Pese a la tregua de hoy, la situación continúa siendo tensa en la explotación, al tiempo que el conflicto se extiende a otras minas de la zona.

Asimismo, está prevista la celebración de otros eventos en memoria de los fallecidos en las ciudades de Ciudad del Cabo, Johannesburgo y Umtata, una importante localidad de la región de Transkei, en la provincia de Cabo Oriental (este de Sudáfrica), de donde proceden la mayoría de los mineros de Marikana.