El Senado de Paraguay rechazó hoy el pedido de ingreso de Venezuela al Mercosur, casi dos meses después de que ese organismo suspendiera a Paraguay y autorizara la adhesión plena del país caribeño, que se concretó el 31 de julio pasado.

El Senado adoptó esa resolución tras un largo debate en su sesión semanal en la que de un total de 45 legisladores, 31 votaron en contra y 3 a favor de la aprobación del "Protocolo de Adhesión de la República Bolivariana de Venezuela al Mercosur, informó a Efe una fuente del Legislativo.

Otros once parlamentarios se ausentaron de la reunión.

Antes de la votación, representantes de algunas agrupaciones, entre ellas referentes del gubernamental Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), habían recomendado volver a aplazar el estudio del tema, en razón de la sanción que afronta el país en el Mercosur, así como en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

"En este momento estamos en un concierto internacional que no podemos atacar más, al contrario, son nuestros hermanos", expresó el senador liberal Alfredo Jaegli en declaraciones reproducidas por la agencia Pública IP Paraguay.

"Queremos hacer negocios, tenemos muchos proyectos para hacer con Brasil y Argentina, no necesitamos pelearnos con nadie", insistió.

Varios de los senadores del PLRA abandonaron la sala de sesiones, ante la postura generalizada de rechazar el protocolo de adhesión, que fue avalada por varios legisladores de los opositores Partido Colorado (primera fuerza en el Parlamento), Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (tercera) y el Partido Patria Querida (cuarta).

La decisión de la Cámara Alta se da diez días después de que el canciller José Félix Fernández Estigarribia concurriera al Senado y solicitara un "estudio reflexivo y sereno" sobre el asunto.

El ministro, no obstante, expresó en la ocasión que "el Congreso Nacional es soberano en esta materia y el Poder Ejecutivo va a acatar la resolución cualquiera sea, su aprobación, su rechazo o su postergación".

El presidente paraguayo, Federico Franco, remitió a pedido del Parlamento el pedido ingreso de Venezuela el 31 de julio pasado, el mismo día que los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay, en ausencia de Paraguay, oficializaron ese procedimiento en una cumbre extraordinaria del Mercosur celebrada en Brasilia.

La adhesión de Venezuela fue acordado en 2006 y aprobada por los Legislativos de Argentina, Brasil y Uruguay, pero hasta hoy se encontraba pendiente de resolución en el Congreso paraguayo, que tampoco se ha expedido sobre el Protocolo de Compromiso con la Democracia del Mercosur, invocado por los socios para suspender a Paraguay.

Mercosur, así como la Unasur, decretaron la suspensión de Paraguay el 29 de junio pasado, al considerar que en este país se produjo un "quiebre democrático" con la destitución del presidente Fernando Lugo, cuyo mandato debía concluir el 15 de agosto de 2013.

Lugo, que sostiene que fue víctima de un "golpe de Estado parlamentario" fue destituido a través de un juicio político en el Legislativo y asumió en su reemplazo el entonces vicepresidente del país, Federico Franco, el 22 de junio pasado.

La Constitución paraguaya contempla la figura del juicio político al presidente y que sea reemplazado por el vicepresidente.