Rusia donó a Nicaragua seis hospitales de campaña para socorrer a las personas en situaciones de emergencia, informaron hoy fuentes oficiales.

El primero de esos seis hospitales de campaña donados por Rusia será inaugurado la noche de este jueves por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, anunció a medios oficiales la primera dama del país, Rosario Murillo.

Murillo, secretaria de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno sandinista, dijo que cada hospital de campaña está equipado con 150 camas, 4 quirófanos y tiene capacidad para atender 1.300 consultas diarias.

La apertura del primer hospital de campaña se dará en el marco del 33 aniversario de constitución del Cuerpo Médico del Ejército de Nicaragua, que se celebrará este jueves.

Asimismo, Rusia donó a Nicaragua 40 equipos especiales para la extinción de incendios, los cuales serán distribuidos entre las 16 estaciones de la Dirección General de Bomberos que existen en este país, indicó Murillo.

La funcionaria no precisó a cuánto asciende el monto donado por Rusia por los hospitales de campaña y los equipos para controlar incendios.

Desde que Daniel Ortega volvió a la Presidencia en 2007, Nicaragua y Rusia han fortalecido sus relaciones y mantienen conversaciones en los campos de la energía, salud, transporte, construcción, turismo, educación, cultura, reactivación de las relaciones comerciales, de inversiones y apoyo al sector industrial.

Rusia ha donado a Nicaragua 520 autobuses, 500 vehículos marca Lada para taxi y 100.000 toneladas de trigo.

Rusia también se comprometió con Nicaragua a construir un nuevo hospital, valorado en 41 millones de dólares.

El Ejército de Nicaragua, además, firmó en agosto de 2011 un acuerdo de cooperación con la Agencia Emercom de Rusia, por 26 millones de dólares, para mejorar el sistema de atención y mitigación ante desastres naturales en este país centroamericano.

Además, los dos países firmaron en febrero pasado un acuerdo de cooperación para combatir el narcotráfico, en el marco de una visita a Managua del director del Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia, Víctor Ivanov.

Nicaragua es uno de los contados países, junto a Venezuela y los pequeños Estados insulares de Nauru y Tuvalu, que se han sumado a Rusia en el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.