El fisco ha ampliado los requisitos informativos exigidos a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para controlar los traspasos de jugadores, tras bloquear los fichajes de dos de ellos por parte de los clubes San Lorenzo y River Plate por presuntas irregularidades fiscales.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) notificó hoy en el Boletín Oficial del gobierno una resolución según la cual la AFA deberá informar sobre "los jugadores profesionales que integran la totalidad" de los equipos, identificar a sus "agentes o representantes" y a los "sujetos que posean participación en los derechos económicos de los jugadores profesionales de fútbol".

También lo harán acerca de "sujetos que hubieran efectuado operaciones de transferencia, cesión de derechos económicos o cesiones relativas al uso de los servicios prestados por los jugadores profesionales de fútbol".

Numerosos traspasos de futbolistas figuran en los registros de la AFA como producto de triangulaciones en las que participan modestos equipos sudamericanos sospechosos de evasión fiscal o fuga de divisas.

La AFA, presidida por Julio Humberto Grondona desde hace 33 años, es socia del Estado argentino en la utilización de los derechos de televisión del fútbol de Primera y Segunda División.

Según lo dispuesto por la AFIP, la AFA deberá reportar los casos de "sujetos que hubieran actuado como intermediarios o gestores de las operaciones, aun cuando se trate de transacciones entre clubes".

También deberá informar sobre "deudas con sujetos del país o del exterior por la compra de derechos económicos" y sobre "derechos de uso o préstamos en dinero, con excepción de las contraídas con entidades regidas por la ley de Entidades Financieras".

Además, deberá ofrecer información sobre los "importes pagados por todo concepto a los jugadores".

El fisco comenzó esta semana las investigaciones tras las irregularidades surgidas con el fichaje del defensa Jonathan Bottinelli por parte del River Plate, operación en la que estuvo involucrado un modesto club chileno, el Unión San Felipe.

La AFIP cree que en esta operación por 1,7 millón de dólares hubo "una maniobra de opacidad fiscal que permitiría ocultar los verdaderos valores de transacción así como los intervinientes en la misma".

De tal modo el organismo investiga además si el Unión San Felipe, que vendió al River Plate el 60 por ciento de los derechos económicos del futbolista -quien se desvinculó del San Lorenzo argentino en junio pasado- tiene lazos comerciales con firmas constituidas en las Islas Vírgenes.

El fisco también investiga el reciente fichaje del jugador Ignacio Piatti por parte del San Lorenzo, "en principio, desde el club Sud América de Montevideo, de la Segunda División del fútbol uruguayo, cuando debería haber sido traspasado desde Italia".

Entre 2010 y 2012, el centrocampista fue jugador del Lecce italiano.