El ex dictador Manuel Antonio Noriega, preso en una cárcel en la capital panameña, fue llevado el jueves a un hospital público para una cita médica de urología y cardiología.

Luego de ser atendido Noriega (1983-1989) retornó a su celda en el centro penitenciario El Renacer, dijo en un breve comunicado la dirección general del Sistema Penitenciario.

Las citas médicas eran de "rutina" y estaban "programadas" con anterioridad, señaló.

El militar retirado fue extraditado por Francia a Panamá en diciembre de 2012 y tras su retorno ha estado hospitalizado en dos ocasiones. En mayo pasado, el ex dictador permaneció en un hospital durante tres semanas por una gripe y bronquitis. En enero fue hospitalizado al sufrir una crisis hipertensiva, pero recibió alta médica cuatro días después.

Los médicos privados de Noriega aseguran que su cliente sufrió al menos dos derrames cerebrales encarcelado en Estados Unidos, además, que tiene un tumor cerebral benigno, entre otras cosas.

Los abogados y familiares del ex dictador han solicitado que cumpla la sentencia en un hospital, lo cual está siendo evaluado por las autoridades.

Noriega estuvo preso dos décadas en prisiones de Estados Unidos y Francia por condenas de narcotráfico y blanqueo de capitales, respectivamente. La invasión de Estados Unidos el 20 de diciembre de 1989 puso fin al régimen militar que se prolongó por 21 años (1968-89).