La Fuerza Armada (FANB) de Venezuela movilizará el próximo martes 3.500 soldados en la frontera con Colombia en la reanudación de la Operación Centinela de combate al delito, anunció hoy el ministro de Defensa, general Henry Rangel.

La Operación Centinela II 2012, principalmente contra el narcotráfico y el contrabando, busca "contrarrestar la influencia de grupos violentos que pretenden hacer la frontera de nuestro país un territorio fuera del eje" legal, declaró Rangel a periodistas.

Se trata de una ofensiva castrense "para seguir luchando de frente, con decisión", contra "grupos anárquicos que por años han pretendido salirse de la ley", que "no tienen nacionalidad" y que buscan instalarse "de una manera permanente" en la frontera, añadió.

La Operación Centinela I se cumplió en marzo pasado con unos 15.000 militares en los más de 4.500 kilómetros de las fronteras de Venezuela con Colombia, Brasil y Guyana, informó entonces el ministro de Defensa.

En esa ocasión, fueron movilizados unos 2.000 soldados en el estado Táchira (suroeste), que forma parte de la frontera de más de 2.200 kilómetros con Colombia, según declaró entonces Rangel.

En la frontera de Venezuela con Colombia, además de las organizaciones vinculadas a la droga, especialmente a la cocaína, operan grupos guerrilleros, de paramilitares y de secuestradores.