El número de personas que solicitó prestaciones por seguro de desempleo subió la semana pasada en 4.000 a una cifra ajustada por estacionalidad de 372.000, una muestra de que la recuperación del mercado laboral sigue siendo modesta y dispareja.

El Departamento del Trabajo informó el jueves que el promedio de cuatro semanas, una forma más estable de medición, aumentó en 3.750 personas a 368.000.

Las solicitudes de apoyo son un indicio del ritmo de los despidos laborales. Cuando retroceden de forma consistente a menos de 375.000, la cifra sugiere que la expansión laboral es suficientemente robusta para reducir el desempleo.

Las solicitudes han aumentado dos semanas consecutivas. Algunos economistas dicen que ello indica que la contratación en agosto podría ser menor a la de julio, en la que se registró un aumento de 163.000 puestos de trabajo.

Los incrementos "sugieren... que el crecimiento laboral continuó en agosto, pero a un ritmo más lento que el aumento de julio", dijo Jennifer Lee, economista en BMO Capital Markets. "Así, habrá crecimiento, pero no lo suficientemente fuerte".

La economía y el crecimiento laboral han mejorado un poco tras empeorar visiblemente a mediados de año, aunque ninguno de los dos da indicios de un sólido repunte.

Una área de mejoras ha sido el mercado de la vivienda, que se recupera aunque con extrema lentitud. Las ventas de casas usadas subieron en julio un 2,3% frente a las de junio, dijo el miércoles la Asociación Nacional de Corredores de Bienes Raíces. Las ventas subieron más de un 10% en el último año.

Otro informe reciente describió un sólido repunte en los precios de la vivienda en todo el país, y los constructores están cada vez más seguros de la recuperación al apreciar un mayor tránsito de compradores potenciales. Un índice de la confianza de los contratistas llegó en agosto a su mayor nivel en cinco años.

Los constructores respondieron el mes pasado al solicitar más permisos de obras, el mayor salto en casi en cuatro años. Comenzaron en julio la construcción de viviendas nuevas en un nivel levemente inferior al de junio, pero fue después de que esa modalidad alcanzó en junio su mayor nivel en tres años y medio.

Por otra parte, los consumidores aumentaron sus gastos en julio en la mayor proporción en cinco meses, dijo el Departamento de Comercio la semana pasada.

Muchos economistas creen que un crecimiento económico sólido es necesario para crear puestos de trabajo y reducir el desempleo. La economía creció a un ritmo anual del 1,5% de abril a fines de junio, frente al 2% en el primer trimestre y un 4,1% en el cuarto trimestre del 2011.