El primera base Albert Pujols no sufre ningún tipo de daño estructural en la pantorrilla de la pierna derecha y aunque esta noche no ha podido jugar con su equipo de los Angelinos frente a los Medias Rojas de Boston lo hará el sábado ante los Tigres de Detroit.

Pujols sufre una rigidez en la pantorrilla derecha, pero de acuerdo al manejador de los Angelinos, Mike Scioscia, el examen de resonancia magnética al que fue sometido sólo mostró que tiene una inflamación, pero ningún tipo de daño.

"Albert (Pujols) se siente un poco mejor hoy y esperamos pueda regresar en uno o dos juegos, quizás el sábado", declaró Scioscia a los periodistas antes del partido de esta noche que los Angelinos disputan contra los Medias Rojas.

Pujols, que debió abandonar el partido del miércoles en la cuarta entrada, hizo trabajos de recuperación con el preparador físico durante varias horas.

"Me estaba molestando bastante. Esta mañana me levanté bien, me duele todavía un poquito pero no como ayer", admitió Pujols. "Los resultados de la resonancia confirmaron que no hay ningún daño y seguro que en un par de días estoy bien", agregó.

Pujols bateó un doblete, su segundo hit del juego y el cuarto en la serie, contra el abridor Clay Buchholz en el cuarto episodio, avanzó a tercera por un rodado del cubano Kendrys Morales y anotó por un sencillo de Mark Trumbo.

El jugador cojeó ligeramente en las bases y fue examinado por los preparados físicos en la cueva de los jugadores durante la entrada.

"El hecho que está caminando es buena noticia y si hubiera sido el juego número 7 de la Serie Mundial ayer se hubiera quedado jugando", señaló Scioscia.

Pujols, que firmó un contrato por 240 millones de dólares por 10 años antes de comenzar la temporada, había participado en 121 de los primeros 124 partidos de su equipo.

El toletero quisqueyano batea .283 con 28 jonrones, 34 dobles y 83 carreras impulsadas, pese a un terrible arranque que lo mantuvo bateando .194 sin jonrones hasta el 4 de mayo.

Pujols se encuentra en su mejor momento del año, bateando .315 con 27 vuelacercas y 77 carreras producidas en los últimos 91 partidos.

"Las lesiones son parte del béisbol, como en cualquier deporte, por lo que no es algo extraño para nosotros", admitió Pujols.