Un futbolista juvenil del Atlético de Madrid sufrió en carne propia la intensidad de las rivalidades deportivas después de haber sido fotografiado dentro del comercio del Real Madrid.

Oliver Torres, de 17 años, se vio obligado a justificarse de que le hubiesen tomado la foto en la tienda del estadio Santiago Bernabeu escribiendo en Twitter: "Necesitaba botines de fútbol con urgencia; no duden de que soy fanático del Atlético".

Torres debutó en Atlético en el empate 1-1 con Levante el domingo y se le considera posible sustituto del volante Diego Ribas, quien regresó a Wolfsburgo después de contribuir a que Atlético ganara la Liga Europa en la temporada anterior. Se dice que Chelsea es uno de los equipos europeos interesados en Torres.

El técnico de Atlético Diego Simeone dice que esta experiencia ayudará a Torres "a crecer y comprender su ambiente... y a ser más cuidadoso".