El líder supremo de la República Islámica de Irán, ayatolá Ali Jamenei, propugnó hoy una "economía de resistencia" para combatir las sanciones impuestas a su país por la ONU, la Unión Europea, EEUU y otros estados por su programa nuclear, informaron hoy las agencias locales.

"En este tipo de economía el progreso del país se mantendrá y la vulnerabilidad del sistema económico contra las trampas de los enemigos disminuirá", dijo Jamenei al plantear un sistema autárquico en un encuentro con el gabinete de Gobierno, encabezado por el presidente, Mahmud Ahmadineyad.

En su alocución, Jamenei señaló que son importantes tanto el sector público como el privado en este tipo de economía, que aseguró que "no es una herramienta defensiva", sino una fórmula para un país que pasa por momentos delicados y quiere abrirse camino a la prosperidad.

Desde el pasado año, Jamenei ha hecho diversas propuestas para cerrar la economía del país y crear un sistema autárquico, en especial al iniciarse el actual año persa, en marzo pasado, cuando pidió el apoyo para los productos, el capital y los trabajadores nacionales.

La economía iraní sufre graves problemas debido a las sanciones internacionales, que afectan a su sector petrolero y también al financiero, lo que dificulta su desarrollo y también la disponibilidad de divisas para las importaciones, lo que ha llevado a una fuerte inflación y la depreciación de su moneda local.