Médicos estaban preparando un tratamiento de emergencia con células madre para una niña veneciana de dos años que sufre una rara enfermedad muscular, luego que un juez revocase una orden que bloqueaba la cura.

Funcionarios de un hospital en Brescia dijeron el jueves que el tratamiento para Celeste Carrer comenzará en unos pocos días. Carrer sufre de atrofia muscular espinal, que le da una expectativa de vida de dos años. Su familia reportó una clara mejoría luego de comenzar el tratamiento experimental este invierno.

Pero el laboratorio fue cerrado en mayo luego que la agencia gubernamental de drogas determinase que no era higiénico y había violado normas de procedimiento. Un juez en Venecia no obstante ha permitido tratamiento en lo que se emite un nuevo fallo, esperado la semana próxima, sobre la apelación de la familia.

Además de reactivar el laboratorio, los médicos deben determinar si las células donadas por la madre de la niña siguen siendo utilizables.