El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, insistió hoy en que la posición de su país es preservar la integridad de la zona euro, en un momento en que Grecia y la posibilidad de que salga de la moneda única ocupan el centro del debate.

"En este debate, Francia aboga y abogará por la integridad de la zona euro", señaló Fabius en conferencia de prensa en París al ser preguntado por la crisis en la eurozona y por la posición francesa sobre Grecia.

Confirmó que en el encuentro de esta tarde en Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, hablarán de Grecia, país que ha solicitado dos años suplementarios para cumplir los objetivos de reducción del déficit.

"Veremos el informe de la troika" sobre la situación de Grecia, indicó el jefe de la diplomacia francesa sin pronunciarse sobre la demanda de Atenas, antes de reiterar que abogan "por la integridad de la zona euro" y que "hay que respetar lo que se decidió".

En una entrevista publicada hoy por "Les Echos", el ministro francés de Asuntos Europeos, Bernard Cazeneuve, se negó igualmente a pronunciarse sobre la demanda griega de más tiempo para cumplir los objetivos de reducción del déficit con el argumento de que es una cuestión que por el momento no se plantea y de que Atenas tampoco la ha formalizado.

"La troika de los acreedores de Grecia todavía no ha presentado su informe sobre la situación económica del país. No se ha formulado ninguna demanda oficial griega", respondió Cazeneuve, que añadió que "en cualquier caso, cualquier decisión se tomará después de discutirlo" con sus "socios europeos".