La Justicia uruguaya procesó y encarceló a cinco hombres integrantes de una organización que reclutaba mujeres y las trasladaba a España e Italia para ejercer la prostitución bajo amenazas, confirmaron hoy fuentes judiciales.

Dos mujeres integrantes del grupo también fueron procesadas pero sin prisión y deberán cumplir arresto domiciliario.

A los procesados, todos uruguayos, el juez del Crimen Organizado les tipificó los delitos de "proxenetismo, lavado de activos, trata de personas y explotación sexual".

Unas quince mujeres que fueron obligadas a ejercer la prostitución por esta red testificaron y la Justicia dispuso que fueran ingresadas en el programa de protección a testigos y se borren sus nombres de las actas del proceso para evitar represalias.

El grupo tenía su base de operaciones en los departamentos de Río Negro y Paysandú, en el litoral oeste uruguayo y a unos 400 kilómetros de Montevideo.

Tras un tiempo de "entrenamiento" en Uruguay, las mujeres eran trasladadas a España e Italia, donde se les retenía el pasaporte y debían ejercer la prostitución callejera, agregaron los informantes.

Una mujer que logró escapar de la organización denunció que estuvo cinco meses secuestrada en España.