El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, avanzó hoy que la reunión que presidirá la semana próxima en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria se centrará en el acceso de ayuda humanitaria para los afectados por el conflicto.

"Tiene que haber un acceso humanitario en Siria" para poder ocuparse de los refugiados, señaló en conferencia de prensa Fabius quien sostuvo que hay que "sensibilizar a la opinión pública y avanzar en esta cuestión".

El ministro indicó que en la cita del Consejo de Seguridad del 30 de agosto también estarán los países vecinos, que han acogido a 300.000 sirios que han huido.

Insistió en que "esta reunión debe centrarse en los aspectos humanitarios", y aseguró que aunque "hay un cierto número de bloqueos políticos, no renunciamos a desatascar" la situación.

Para lograrlo, dijo que Francia trabaja para que "haya una movilización de la oposición que permita la representación de todos".

Confirmó que esta semana hubo en París un encuentro entre el nuevo representante de la ONU para Siria, Lajdar Brahimi, y los representantes del Consejo Nacional Sirio, que fueron recibidos por separado por el presidente francés, François Hollande.

Preguntado sobre los riesgos de contagio general del conflicto sirio al Líbano, el jefe de la diplomacia francesa afirmó que "hay que hacer todo lo posible para evitarlo" y que aprueba la voluntad de las autoridades en Beirut de mantenerse al margen.

Fabius recordó que la ONU considera que "el Clan de Bachar el Asad (presidente sirio) es responsable de crímenes contra la humanidad" e hizo hincapié en que pese a los vetos de China y Rusia "seguimos pensando que tiene que haber una legalidad internacional", personalizada en la ONU.