El gobierno de Bolivia descartó la participación de policías brasileños en la erradicación de coca en territorio boliviano y aseguró que los acuerdos con Brasil no incluyen una intervención directa.

"Tenemos acuerdos con Brasil y estamos dispuestos a un trabajo conjunto en el marco de la responsabilidad compartida, pero de ahí a considerar la posibilidad de que la policía federal de Brasil ingrese a territorio boliviano a erradicar coca, eso no corresponde", declaró el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en rueda de prensa el jueves.

Romero abordó el tema tras conocerse informes de prensa desde Brasil según los cuales la policía federal brasileña participó en tareas de erradicación de coca en territorio de Perú los pasados días en cooperación con fuerzas de seguridad peruanas.

Bolivia firmó a principios de año un acuerdo trilateral de cooperación técnica y financiera con Brasil y Estados Unidos para la medición y monitoreo de cultivos de coca que se desvían a la cocaína pero que no incluye la participación directa dos esos países, precisó Romero.

Con base en otro acuerdo reciente, aviones brasileños no tripulados sobrevuelan la frontera boliviana para detectar factorías de cocaína en la selva cuya droga tiene como destino Brasil.

El 54% de la cocaína que ingresa a Brasil procede de Bolivia, una parte se queda allí y otra es exportada a Europa, según informes oficiales.

Bolivia tiene 31.000 hectáreas de sembradíos de coca de las cuales entre 12.000 y 20.000 son legales y están destinadas a usos tradicionales. El resto se desvía a la cocaína.