El presidente de la petrolera estatal argentina YPF, Miguel Galuccio, se comprometió el jueves a defender personalmente a los inversores extranjeros interesados en el prometedor negocio del petróleo y gas no convencional pero que temen por las nuevas regulaciones al mercado hidrocarburífero.

"Necesitamos socios, y estamos abiertos a esos socios, están bienvenidos a trabajar en este país. Créanme que como líder de la empresa líder, yo voy a defender su inversión. Créanme que podemos crecer haciendo dinero", dijo Galuccio al exponer ante empresarios en un encuentro organizado por el Consejo de las Américas en Buenos Aires.

Galuccio dijo que YPF, la principal petrolera de Argentina cuyo control fue recuperado por el estado tras la expropiación en mayo del 51% de las acciones a la española Repsol YPF, necesita "partners (socios) estratégicos y que traigan el equipamiento, pero también estamos abiertos a socios financieros para desarrollar el no convencional de manera rentable".

YPF necesita una inyección de fondos para desarrollar reservas potenciales de petróleo y gas no convencionales en el yacimiento de Vaca Muerta, en la provincia patagónica de Neuquén, consideradas unas de las mayores en el mundo.

Las necesidades de inversión, según YPF, son de 3.500 millones de dólares en 2012 y 7.000 millones anuales en los cuatro años siguientes.

"El potencial que se vislumbra es enorme particularmente en shale oil (petróleo no convencional)", insistió Galuccio.

Hasta ahora hubo sondeos de las principales petroleras del mundo, como Petrobras de Brasil, Chevron de Estados Unidos y Sinopec de China, entre otras, pero nada en concreto.

Las palabras de Galuccio apuntan a llevar tranquilidad a los potenciales inversores luego de que el gobierno de Cristina Fernández dispusiera recientemente nuevas regulaciones al mercado de los hidrocarburos.

YPF lanzará la próxima semana el Plan de los 100 Días cuyo primer objetivo es detener el declino en la producción en la última década.