Alemania cerró el primer semestre del año con un superávit de 8.300 millones de euros en las finanzas públicas, lo que equivale al 0,6 por ciento del PIB, informó hoy la Oficina Federal de Estadística (DESTATIS).

En 2011 Alemania tuvo un déficit del 1,0 por ciento del PIB y la última vez que cerró un año con superávit fue en 2007.

DESTATIS atribuyó el superávit del primer semestre a la buena situación económica en el país, que ha hecho que aumenten los ingresos del estado y las administraciones públicas.

El superávit de los seguros sociales, de 11.600 millones de euros, fue determinante y compensó con creces el déficit del estado federal y los estados federados, que suma 3.300 millones de euros.