Elegir a Abraham Lincoln, a John Kennedy o a Jimmy Carter como alcaldes de su pueblo es una opción que tienen los habitantes de algunos municipios brasileños en los comicios de octubre próximo.

El 7 de octubre cerca de 140 millones de brasileños acudirán a las urnas para escoger a sus autoridades locales, para lo cual se han inscrito 15.452 candidatos a alcalde y 448.758 aspirantes a concejal, según datos del Tribunal Superior Electoral (TSE).

Las elecciones se llevarán a cabo en 5.566 municipios y en algunos de ellos lo que más llama la atención son los nombres de los candidatos a alcalde, entre los que hay tocayos de expresidentes de Estados Unidos, de científicos o artistas famosos, según la lista publicada por el TSE.

Es el caso de Codajás, en el estado de Amazonas, cuya alcaldía disputa Abrahan (con n) Lincon (sin l) Dib Bastos, o de Boa Vista do Ramos, del mismo estado, donde un candidato se llama Jimmi (con i) Carter Santarém Barroso.

John Kennedy Abreu Sousa es candidato en Igarapé do Meio (Maranhão), mientras que Frank Sinatra de Souza Bernardes concurre en Capetinga (Minas Gerais), Dante Alighieri Bezerra de Menezes lo hace en Piranhas (Alagoas) y Mozart Pereira Meireles está inscrito en Chuvisca (Río Grande do Sul).

Chiang Kai Xeque Braga Barroso, la versión brasileña del político y militar chino Chiang Kai-shek, disputa la alcaldía de Araguanã (Tocantins), en tanto que Pío X Fernandes lo hará en el pequeño municipio de Luis Gomes (Río Grande do Norte), estado al que también pertenece Vila Flor, que tiene entre sus candidatos a Cezanne Augusto Nunes Tomaz.

Alexander Fleming Vasques Bastos quiere gobernar Maceió, la capital de Alagoas, Armstrong Antonio Coelho Cunha es candidato en Divinolandia de Minas (Minas Gerais), y un mosquetero, Dartanhã (D'Artagnan) Luiz Vecchi, aspira a la alcaldía de Caseiros (Río Grande do Sul).

El profesor Antonio Elías Lima Freitas, doctor en Lingüística de la Universidad de Sao Paulo (USP) y directivo del Círculo Fluminense de Estudios Filosóficos y Lingüísticos, explica que la costumbre de muchos padres de dar a sus hijos nombres fuera de lo común está relacionada con factores sociales y culturales.

"Muchas personas, para compensar un patrón de vida en el que faltan el dinero o el estatus social, dan a sus hijos esos nombres para que de alguna manera puedan destacarse entre los demás", dijo el académico a Efe.

Según el especialista, en ese proceso influyen los medios de comunicación, por medio de los cuales llegan a oídos de la gente nombres de personalidades y marcas de otras partes del mundo, así como la sonoridad, que hace que a las personas les guste determinado nombre.

Pero no sólo de nombres famosos se nutre la lista de inscritos ante el TSE pues también hay numerosos candidatos a alcalde con nombre de santos, como Rita de Cassia, Raimundo Nonato, Francisco de Asís o Domingo Savio con distintas combinaciones de apellidos.

Revisar la relación de aspirantes es todo un desafío para los amantes de la antroponimia, que pueden encontrarse con nombres como Chrisler Luis de Andrade, al parecer inspirado en el fabricante de vehículos Chrysler, o con otros de origen más misterioso, como Clarykennedy, Kerginaldo o Whaubtyfran, que por cuestiones prácticas es conocido como "Biscoito" (Bizcocho) en su pueblo.

Aunque suene raro, el nombre Raryson lo llevan dos candidatos en estas elecciones: Raryson Pedrosa Nakayama, de Iracema (Roraima) y su tocayo Raryson Almeida Cunha, de Conceição do Lago-Acu (Maranhão).

Inusuales son también nombres como Valserina, Duplanil, Ataul, Euflodimaria, Dietrich Esmaile, Climério, Perboyre, Orozimbo, Durbiratán, Lubelafaete, Sostenes y Cleovansortenes, popularmente llamado "Keto".

Entre los candidatos a alcalde también hay quienes se llaman Mocrácio, Adejunio, Franderrak, Austerliano, Anápio, Pámela Sonnaly, Salorylton, Wekisley, Laudigelson, Termosires, Wygnerley o Trovão (trueno en portugués).

"Hay nombres modernos tomados de palabras que la gente escucha en inglés pero no son nombres bonitos, agradables, y en algunos casos causan traumas a los niños", agrega el experto.

En el estado de Goiás, en el centro del país, existe una predilección por lo excelso que se refleja en el nombre Divino que tienen ocho candidatos en el mismo número de municipios, incluidos tres con cuyo nombre de pila ya tienen un lugar asegurado en la posteridad: Divino Eterno.

Jaime Ortega Carrascal