La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair confirmó hoy su interés en invertir como socio minoritario en el aeropuerto londinense de Stansted, que será vendido por el gestor aeroportuario BAA, participado por Ferrovial.

En un comunicado, la compañía irlandesa de bajo coste indicó que su participación podría llegar a ser de hasta el 25 por ciento como parte de un consorcio para adquirir Stansted, del que es el principal usuario.

Stephen McNamara, portavoz de Ryanair, dijo que se ha reunido con "varias partes que están interesadas en presentar ofertas por ese aeropuerto", algo que ya confirmó el pasado 31 de julio.

En algunas de esas conversaciones, Ryanair expresó su intención de contribuir "al crecimiento de tráfico en Stansted durante un periodo de cinco años".

La compañía irlandesa desveló en su nota que "le han pedido que considere adquirir una participación minoritaria (de menos del 25 por ciento)" como parte de un consorcio si éste considera "necesario o valioso comprometer a Ryanair al aeropuerto de Stansted como inversor minoritario".

La aerolínea de bajo coste irlandesa es el principal usuario de este aeropuerto situado al noreste de Londres, con dos tercios del total de su capacidad de plazas despegando o aterrizando en el.

El pasado lunes, BAA, el operador aeroportuario participado por la compañía española Ferrovial, anunció el fin de su larga lucha legal al aceptar los dictámenes que le obligan a vender el aeropuerto de Stansted en Londres.

En 2009, la Comisión de la Competencia del Reino Unido dictó que esta empresa, participada en un 49,9 por ciento por Ferrovial, debía vender, para romper su monopolio, tres de sus siete aeropuertos en este país, dos en Londres y uno en Escocia.

Stansted es el tercer aeropuerto de Londres en tráfico aéreo y el cuarto del Reino Unido, con 17,5 millones de pasajeros y 133.500 vuelos al año.

Un total de 16 aerolíneas operan desde ese aeropuerto situado en Essex (norte de Londres), con rutas a 150 destinos en 32 países, y que da trabajo a 10.200 personas.

Con la venta de Stansted, BAA se quedará con cuatro aeropuertos en el Reino Unido: Heathrow y Southampton en Inglaterra, y Aberdeen y Glasgow en Escocia.