Las clases en el Seminario de Shanghai se han postergado indefinidamente a raíz de una pugna entre los sacerdotes de China y la iglesia controlada por el Partido Comunistas chino, dijo el personal de la escuela católica.

Una funcionaria del Seminario Sheshan dijo el miércoles que las clases que por lo general comienzan a mediados de septiembre han sido postergadas hasta nueva fecha. No se sabe con exactitud a qué se debe, dijo la mujer que solo dio su apellido Lu, debido a que no tiene autorización para hacer declaraciones a los medios.

El sitio católico UCAnews.com también informó sobre la demora.

Se cree que el retraso se debe a un reciente sorpresivo anuncio que hizo el nuevo obispo de Shanghai, Ma Daqin de que iba a renunciar a la Asociación Católica Patriótica de China perteneciente al partido, la cual tiene un estricto control sobre la iglesia de China.

La libertad de Ma ha sido limitada al Seminario Sheshan desde que hizo el anuncio en Julio.