La presidenta Cristina Fernández suspendió sus actividades este miércoles para guardar reposo tras sufrir un cuadro de lipotimia, una afección recurrente en la gobernante.

"En el día de la fecha, la señora presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, presentó un episodio de lipotimia, por lo que se le recomendó la suspensión de actividades laborales y reposo por el día de la fecha", informó la unidad médica presidencial a través de un comunicado.

Fernández tenía previsto viajar a la norteña provincia de Jujuy para participar de una vigilia con motivo de los 200 años de un hito en la lucha por la independencia del país.

La lipotimia es una brusca caída de la presión arterial y no reviste gravedad.

La presidenta, de 59 años, ha padecido varios episodios de lipotimia y ella misma se calificó como "hipotensa crónica".