Los pobladores de la región de Cajamarca se oponen a la ejecución del proyecto Conga, la mayor inversión en Perú para la extracción de oro, porque destruiría su medio ambiente.

Así lo reveló un sondeo de Ipsos-Apoyo difundido el miércoles según el cual 78% de los cajamarquinos rechaza el proyecto Conga, 15% está a favor y 7% no opina.

Es la primera vez que una encuestadora publica un sondeo realizado exclusivamente en la región donde se desarrollaría el gigantesco plan que busca extraer más de 200 toneladas de oro desde 2017 durante unos 19 años de cuatro lagunas ubicadas en las montañas de Cajamarca, a 560 kilómetros al norte de Lima.

La extracción ejecutada por el consorcio Yanacocha, cuyo mayor accionista es la estadounidense Newmont, implica secar las cuatro lagunas, lo que preocupa a los cajamarquinos que temen disminuyan y se contaminen sus fuentes de agua, según el sondeo.

Los lugareños que están a favor creen que habrá más trabajo y que el proyecto minero traerá desarrollo.

Un detalle clave fue el sondeo en el sector rural que vive en los alrededores de la futura zona minera, ubicada en las montañas de los Andes de Cajamarca, cuyo rechazo al proyecto alcanza 83%.

"A nivel nacional se notaba un apoyo relativo a Conga pero en Cajamarca es claro que la mayor parte está en contra, es tan contundente que no varía mucho con el margen de error", dijo a The Associated Press Alfredo Torres, director de Ipsos-Apoyo.

La encuesta fue realizada entre el 3 y 9 de agosto a 504 personas de zonas urbanas y rurales de Cajamarca y posee un margen de error de cinco puntos porcentuales, según datos de Ipsos-Apoyo proporcionados a la AP.

En julio el gobierno decretó el estado de emergencia que prohibe la libertad de reunión en tres provincias de Cajamarca, pero desde el martes pobladores de una de las provincias, Bambamarca, desafían pacíficamente el impedimento con una marcha que la mañana del miércoles alcanzó casi las 3.000 personas.

Las protestas en julio dejaron cinco cajamarquinos, entre ellos un escolar de 16 años, muertos a tiros por las fuerzas de seguridad. No se conoce a los autores de los disparos, lo que enfurece a los lugareños.

El proyecto de 4.800 millones de dólares es la piedra en el zapato para el presidente Ollanta Humala y ha sido clave en la caída de su popularidad de 65% en septiembre de 2011 a 40% en agosto y en la salida de dos primeros ministros en un año.

Los pobladores y el consorcio mantienen una amarga relación marcada por la desconfianza iniciada en 1993 cuando se inició la explotación en otras áreas de Cajamarca de la mina Yanacocha, la mina de oro más grande de Sudamérica.