El presidente estadounidense, Barack Obama, recaudó fondos hoy para su campaña de reelección en un evento en el que estuvo acompañado de varias estrellas de la NBA, como el exjugador Michael Jordan, quienes acapararon la atención de los asistentes a una exclusiva cena en el Lincoln Center de Nueva York.

"Es raro venir a un evento en el que soy como la quinta o la sexta persona que causa más interés", dijo Obama, ante los 120 invitados que pagaron 20.000 dólares por participar en este selecto encuentro en el Alice Tully Hall del conocido centro cultural neoyorquino.

Entre los invitados estaban Jordan y su prometida Yvette Prieto; el comisionado de la NBA, David Stern; el secretario de Educación Arne Duncan -con quien Obama ha jugado al baloncesto en las canchas de Washington-, el jugador Patrick Ewing y la leyenda del baloncesto Walter "Clyde" Frazier.

"Normalmente la gente quiere hacerse fotos conmigo, sentarse conmigo, hablar conmigo. Este no ha sido el caso en este evento y lo entiendo completamente", agregó el mandatario, gran aficionado al baloncesto.

El gobernante demócrata hizo analogías entre este deporte con la carrera para derrotar a su rival republicano, Mitt Romney, en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre y también se refirió a los polémicos comentarios del congresista de Misuri, Todd Akin, sobre el aborto y la violación, que han agitado la contienda esta semana.

El congresista, un conocido antiabortista, defendió en una entrevista televisada este fin de semana su oposición al aborto en cualquier circunstancia afirmando que "si una mujer es realmente violada es muy poco probable que quede embarazada porque su cuerpo tiene formas" de evitarlo.

Akin, que forma parte del Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Representantes, parece que "perdió alguna clase de ciencia", dijo Obama, que consideró que sus comentarios muestran "la voluntad de ir hacia atrás en lugar de hacia delante y luchar en batallas que creíamos que se resolvieron hace 20 o 30 años".

La jornada de recaudación organizada por Michael Jordan incluyó además otros dos eventos por la mañana en los que solo participaron las estrellas del baloncesto.

El primero fue una firma de autógrafos, en la que unas 400 personas tuvieron la oportunidad de conocer a algunas de las estrellas de la NBA y conseguir un autógrafo por 250 dólares.

El otro acto fue un evento deportivo en el que un centenar de personas pagaron 5.000 dólares por recibir unas clases y lanzar a canasta unos tiros con los jugadores profesionales.

La campaña demócrata espera recaudar 3 millones de dólares.

El diario USAToday señala que el aspirante republicano Mitt Romney también ha recibido apoyo de directivos y dueños de equipos de baloncesto, según una lista recopilada por el sitio de baloncesto HoopsHype.com, que indica que habría recaudado ya 70.000 dólares.

Antes de este evento, según el diario, Obama habría recaudado 57.650 dólares procedentes de donantes relacionados con la NBC, incluidos los jugadores, Grant Hill de Los Angeles Clippers y Vince Carter de los Dallas Mavericks, así como de entrenadores de seis equipos.

Obama, aficionado a lanzar unas canastas, esta noche se quedó con las ganas pese al elenco de estrellas que le rodeaban por tratarse de un evento formal de campaña.

El presidente "juega al baloncesto todo el tiempo y hay ocasiones especiales, como cuando visitó a las tropas que dejamos tiempo disponible, pero esta noche es sólo una parte de los eventos de recaudación de fondos", explicó a la prensa la portavoz de la campaña, Jennifer Psaki.