Una reciente decisión del gobierno de México de recuperar una concesión de frecuencias de telecomunicaciones provocó una inusual confrontación publica entre un grupo de medios y el Ejecutivo con el intercambio de acusaciones de presiones e intentos de chantaje.

El gobierno anunció hace un par de semanas que recuperaría la concesión de la llamada banda de 2,5 GHz, que detentaba desde hace años el grupo de medios MVS, por considerar que era subutilizada y que iniciaría un proceso para volver a licitarla. La empresa opinó que se trató de un despojo motivado por una revancha política.

Entre sus múltiples acusaciones, la empresa afirmó que el gobierno del presidente Felipe Calderón lo presionó para que despidiera a una periodista a cambio de llegar a un acuerdo sobre esa licencia, y también le pedía que no impugnara una alianza de los dos grandes televisoras mexicanas en el área de telefonía celular.

Pese a que el gobierno ha negado los señalamientos y sostiene que se tomó la decisión sobre la banda de 2,5 GHz porque MVS tampoco aceptó pagar la contraprestación económica necesaria, la empresa volvió el miércoles a la carga y su presidente Joaquín Vargas divulgó en una rueda de prensa mensajes de texto y conversaciones electrónicas en un intento para probar las supuestas presiones del Ejecutivo.

Vargas sostiene que la decisión gubernamental de retirarle la concesión de la frecuencia está vinculada con el despido y posterior recontratación de Carmen Aristegui, considerada entre varios sectores como una de las periodista con mayor credibilidad en México, luego de que la comunicadora abordara en febrero de 2011 en su programa radial de MVS rumores de un posible alcoholismo del mandatario.

Según el empresario, el gobierno le había condicionado la concesión de la banda a cambio de que Aristegui se disculpara públicamente sobre lo dicho en torno al presidente Calderón.

La vocera presidencial Alejandra Sota rechazó el miércoles que el gobierno hubiese solicitado directa o indirectamente el cese de la periodista y reiteró que la recuperación de la frecuencia fue tomada exclusivamente bajo criterios técnicos.

Para la portavoz, los señalamientos de Vargas sólo muestran que recurre "al chantaje" para evadir el pago de un bien público, como es la banda 2,5 GHz.

"Joaquín Vargas intenta construir una cortina de humo para ocultar las deficiencias técnicas de su proyecto que lo llevan a subutilizar la banda 2.5 y sobre todo su negativa de pagar un precio justo por ella", dijo.

Durante el gobierno de Calderón, que asumió el poder en 2006 y en diciembre de 2012 dejará la presidencia, no se había registrado una confrontación pública de este tipo entre el presidente de un grupo de medios y el Ejecutivo.

La vocera presidencial afirmó que en México el gobierno no limita la libertad de expresión.

"En otros países del continente americano el poder público y en particular los presidentes no han dudado en censurar, desmantelar judicialmente, clausurar o reprimir a la prensa. Es claro que en el México democrático de hoy nadie tiene el monopolio de la libertad de expresión. Tampoco de la crítica al gobierno", señaló Sota, sin mencionar ningún caso en específico.

Vargas, sin embargo, dijo que el gobierno asumió una posición que mezclaba la política y la práctica diaria de la comunicación social. "Si te callas, te doy; si no obedeces, te quito", describió.

El empresario presentó un texto supuestamente elaborado por la oficina de Sota y que debería leer Aristegui como disculpa por el tema del presunto alcoholismo del presidente.

Sota respondió que fue el grupo MVS el que redactó la carta y que ella sólo hizo sugerencias.

"El señor Vargas solicitó mi opinión y sugerencias, pero la versión final fue redactada y entregada a la periodista de MVS, y es responsabilidad exclusiva de ellos no sólo su redacción, sino todo lo que sucedió después", afirmó la portavoz presidencial.

La banda 2,5 permite dar servicios de banda ancha móvil, un mercado creciente en el país.

MVS es un grupo con presencia en la radio y también en el mercado de televisión por cable.