Israel condenó el miércoles una nueva norma sudafricana que exige que los productos elaborados en asentamientos judíos en Cisjordania sean etiquetados como provenientes de "territorio palestino ocupado".

Yigal Palmor, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo en un comunicado que tales medidas no se han implementado, "y con justa razón, en ningún otro caso de conflicto nacional, territorial o étnico".

"Lo que es totalmente inaceptable es el uso de herramientas que, por su esencia, discriminan y singularizan, dando alas a un boicot general", dijo.

Grupos pro palestinos han estado promoviendo una campaña para boicotear productos israelíes y retirar inversiones de compañías israelíes.

La Unión Europea no otorga las mismas concesiones aduanales a productos elaborados en asentamientos que las que da a los bienes que se elaboran en Israel, una política que ha generado protestas de Estado judío.